Carencias y violaciones al protocolo

El 57% de las mesas de votación fueron conformadas con miembros de mesa accidentales —electores que estaban en cola e incluso testigos electorales— y no aquellos que fueron seleccionados aleatoriamente previo al proceso electoral y que fueron debidamente capacitados para ejercer dicha función, de acuerdo con datos del Consejo Nacional Electoral.

La mitad del total de las mesas carecen de testigos electorales, en el 40% de las mesas se violó el protocolo de inicio de la votación: verificar que la máquina haya impreso el acta inicial en cero, los cuadernos sin firmas previas, que la urna vacía se haya mostrado a los miembros de mesa.

Para las 3:00 p. m. del 20 de Mayo, el Sistema Nacional de Recepción de Denuncias arroja que los Puntos Rojos son el mecanismo principal de intimidación a los electores en el 96% de los centros de votación. Se evidencia una profundización de la movilización en los centros. Hubo un ligero incremento de la presencia de grupos violentos en las afueras de los centros.

Incidencias verificadas de voto asistido utilizado de forma ilegal —agentes del gobierno acompañando a electores a ejercer el voto— y electores inducidos, amenazados o coaccionados durante el momento de la votación fueron reportadas en el 60% de los centros de votación.

En el 79,3% de los centros monitoreados se ha documentado una serie de incidencias de movilización de electores utilizando bienes y recursos del Estado. En el 20,87% de los centros de votación se ha reportado presencia de funcionarios del plan república en las mesas electorales. Una proporción parecida de centros han reportado la ausencia o mala colocación de parabanes que garantizan el secreto del voto, dejando al descubierto al elector al momento de ejercer su voto.

 

Anuncios