La corrupción mundial

La corrupción mundial

David Muñoz Lagarejos

La organización Transparencia Internacional presentó los resultados sobre la corrupción en los diferentes países del mundo. Dicha entidad define corrupción como “el abuso del poder para beneficio privado”.  A su vez dividen la corrupción en tres apartados: gran corrupción, menor corrupción y la corrupción política.

La gran corrupción consiste en aquellos actos cometidos por los altos funcionarios de gobierno que distorsionan las políticas públicas y el funcionamiento del Estado. Permite que los dirigentes puedan beneficiarse a expensas del bien público.

La corrupción menor abusa cotidianamente del poder encomendado a funcionarios en puestos medios y bajos de hospitales, colegios, departamentos de policía y otras agencias gubernamentales.

La corrupción política está relacionada con la manipulación de las políticas públicas, las instituciones y las normas de procedimiento en la asignación de recursos y el financiamiento por los responsables políticos, que abusan de su posición para sostener su poder, estatus y riqueza.

El lado contrario a la corrupción es lo que conocemos como transparencia. A menudo exigimos a los responsables políticos precisamente eso, que sean transparentes. ¿Pero qué es la transparencia? Consiste en dar luz sobre normas, planes, acciones y políticas. La transparencia responde a: ¿por qué? ¿cómo? ¿qué? ¿quién? y ¿cuánto?

En definitiva, la transparencia se basa en la actuación visible y comprensible e informa a cerca de las actividades de todo aquel que forme parte de la política y la administración pública. Los politólogos hemos estudiado que también hay una parte muy importante para luchar contra la corrupción,  después de la transparencia, y es la rendición de cuentas; el acto mediante el cual los responsables de la gestión de los fondos públicos informan, justifican y se responsabilizan de la aplicación de los recursos puestos a su disposición. La rendición de cuentas llevada a cabo de una manera correcta hace posible que aumente la confianza de los ciudadanos hacia los políticos y funcionarios.

Índice de Percepción de la Corrupción en 2015

indicecorruptoEl Índice de Percepción de la Corrupción mide los grados percibidos de corrupción del sector público en todo el mundo. El rojo oscuro indica un nivel máximo de corrupción. El rojo y naranja señala que la corrupción es menor, pero es común. El amarillo muestra un país con poca corrupción. De acuerdo con el presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, “el Índice de Percepción de la Corrupción 2015 denota claramente que la corrupción es una plaga en todo el mundo. El año 2015 fue también cuando la gente tomó las calles para protestar contra la corrupción. Personas de todo el mundo enviaron una señal hacia aquellos que están en el poder de los diferentes países: es el momento de hacer frente a la gran corrupción”.

10 países menos corruptos 

transparencia

Los países en las primeras posiciones presentan características comunes que son clave: altos grados de libertad de expresión; acceso a información sobre presupuestos que permite al público saber el origen, la procedencia del dinero y cómo se gasta; altas escalas de integridad entre quienes ocupan cargos públicos; y un poder judicial que no distingue entre ricos y pobres, que es verdaderamente independiente de otros sectores del gobierno.

 

 

 

En contraste, los 10 países más corruptos son:

corruptos Además de conflictos y guerras, los países en las últimas posiciones del ranking se caracterizan por su deficiente gobernabilidad; instituciones públicas frágiles, como la policía y el poder judicial; y falta de independencia en los medios de comunicación.

 

 

 

 

La Percepción de la Corrupción en España

España ocupa el puesto número 36 con el 58% de puntuación. Con respecto a la clasificación de 2014, perdió dos puntos, misma cantidad en la que se percibe que ha incrementado la corrupción. El año 2012, con mayor percepción de corrupción, coincidió con el período más duro de la crisis económica.

De acuerdo con la clasificación institucional, la percepción de la corrupción española se acentúa hacia los partidos políticos. Por otro lado, el sistema educativo es la institución que se percibe como menos corrupta, según los resultados del último Barómetro Global de la Corrupción, también realizado por Transparencia Internacional. Globalmente los partidos políticos son percibidos por la ciudadanía como la institución más corrupta. La  menos corrupta mundialmente está relacionada con los organismos religiosos.

Impacto de la corrupción en diferentes sectores e instituciones en España, 2005-2013
¿Cómo percibe que cada sector están afectado por la corrupción en su país?

(1: Nada corrupto. 5: Muy corrupto)

  Partidos políticos Legislativo Empresas Policía Poder Judicial Educación Ejercito Servicios públicos ONG Org. religiosas Media
2005 3.4 3.2 3.3 3.1 3.2 2.7 2.9 2.9 2.7 3 3.1
2007 3.9 3.1 3.6 2.8 3 2.3 2.5 3.1 2.7 2.8 3.4
2010 4.4 3.5 3.5 3.1 3.4 2.6 2.7 3.5 2.8 3.5 3.4
2013 4.4 3.9 3.3 3.1 3.5 2.1 2.6 3.3 2.4 3.1 3.1
Fuente: Barómetro Global de la Corrupción. Transparencia Internacional

 

La percepción de los ciudadanos españoles tiende hacia la corrupción porque la media nunca baja de 3. En cambio visto por instituciones, a medida que se agravó la crisis económica, aquellas percibidas como más corruptas eran las que más influencia podían tener en la gestión de dicha crisis: los partidos políticos (siempre encabezan el ranking); el poder legislativo; y de forma secundaria, la gestión de los servicios públicos.

¿Cómo estamos con respecto a la Unión Europea?

UE

En el índice de 2015, España ocupa el puesto 18 de los 28 países que forman la Unión Europea. Dinamarca encabeza los países menos corruptos mientras que Bulgaria sería percibido como el más corrupto de la UE.

 

 

Percepción de la corrupción por regiones

mundo Solo la Unión Europea y Europa occidental superan la media de 43, siendo la región que se percibe como menos corrupta de todo el mundo. Por el otro lado, África Subsahariana y Europa del Este junto a Asia central serían las regiones más corruptas del mundo, con una puntuación de 33.

Podemos decir que la percepción de la corrupción, por tanto, se da en las regiones menos desarrolladas y por otro lado, menos libres. La existencia de Estados grandes, combinado con ausencia de libertades civiles, como la libertad económica, hacen que cualquier país sea percibido como más corrupto que un Estado relativamente pequeño con libertades civiles y políticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s